Saltar al contenido

Nuevos comienzos en 2020

enero 6, 2020

Comenzando este año con un recordatorio y una exhortación →Decir algo a manera de súplica o ruego para que otra persona cambie o siga el consejo; Quiero recordar las palabra del profeta Habacuc con las publicaciones de este mes de enero de 2.020

 “Pues la tierra se llenará del conocimiento de la gloria del SEÑOR como las aguas cubren el mar.” Habacuc 2:14. Este versículo da una clara expresión al propósito de Dios en la tierra. Para que esta Escritura se cumpla, la obra del ministerio debe hacerse. Este es un proceso y lleva tiempo. Incluso en el diluvio de Noé, las aguas tardaron bastante en cubrir la tierra. (meses de hecho)

Dios le dio a la humanidad lo que se conoce como el «Mandato de la Creación» en Génesis 1:28. Habiendo creado a la humanidad como hombre y mujer (Génesis 1:27), los bendijo y les dijo: » Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.”.

[Tenga en cuenta que la palabra traducida «hombre» en Génesis 1:26, se refiere a la humanidad, tanto masculina como femenina. Es la misma palabra «Adam».]

La obra del ministerio se resume en Mateo 28: 19-20 “Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado; y he aquí, yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”.

El mundo tal como es ahora no siempre permanecerá; llegará a su fin. Todos aquellos que no creen en Dios y no obedecen al Señor JESÚS serán destruidos con una destrucción eterna (2 Tesalonicenses. 1: 7-10). Necesitamos asegurarnos de que estamos en el arca de la salvación en nuestra generación. JESÚS nos dijo claramente en Mateo 24: 36-44 que debemos estar preparados para la venida del Señor. El trabajo del ministerio es preparar a la iglesia y advertir al mundo de su venida.

En los días de Noé, los malvados fueron destruidos y llevados por el diluvio (Mateo 24: 38-39). Será lo mismo en la venida del Hijo del Hombre: los tomados serán los malvados, pero los justos quedarán, como en los días de Noé (Mateo 24: 40-41). ¡Estar preparado! Esto se refiere a la venida del Señor, No al Rapto de la Iglesia.

¿Cuál es el trabajo del ministerio?

7 pasos para un ministerio fructífero

El trabajo se puede resumir en siete pasos para un ministerio fructífero, en la plantación de iglesias del Nuevo Testamento. Los siete pasos son:

  • Oración: dos o tres reunidos en su nombre, Mateo 18: 19-20
  • Evangelismo / alcanzar a los perdidos, predicando el evangelio – se agregarán nuevas almas
  • Nutrir, cuidar a los nuevos que vienen a Cristo, 1 Pedro 2: 2, asegurándose de que los jóvenes cristianos reciban la leche de la palabra (Heb.5: 12)
  • Discipulado, enseñando a los creyentes la palabra a fondo, Mateo 28: 19-20
  • Entrenar y equipar a los discípulos para hacer el trabajo del ministerio, Ef.4: 12, Col.1: 28
  • Plantar la iglesia, es decir, la reunión de dos o tres o más para orar, alcanzar y nutrir y discipular a los nuevos. La iglesia del Nuevo Testamento no tenía edificios de iglesias dedicados que se reunían solo los domingos, pero la iglesia continuaba «diariamente de casa en casa», Hechos 2:46
  • Surgimiento de los ministerios: a medida que los discípulos entrenados realizan el trabajo, los dones del ministerio comenzarán a manifestarse, Ef.4: 11 y 1 Cor.12: 28

Puedes mirar el resto de este contenido en el siguiente post.