Saltar al contenido

INERRANCIA BÍBLICA

marzo 18, 2021

Inerrancia bíblica, aspectos importantes a tener en cuenta

Por Norberto Diazgranados

De modo que debemos considerar la doctrina de la Inerrancia bíblica desde perspectivas distintas a las que se han planteado en un inicio. Veremos algunos aspectos que justifican, fuera de todo lo dicho, el concepto de la Inerrancia bíblica.

A continuación presento diez argumentos que no anulan en manera alguna, la Inerrancia bíblica en cuanto a sus autógrafos originales, pero que no se ven reflejados del todo, en las versiones modernas de las escrituras.

  1. Dios usó a hombres pecaminosos dados a hacer cosas malas y a pecar. Esta realidad no afecta al mensaje en sí mismo.
El uso de figuras literarias en las escrituras le permiten usar términos y palabras que en muchas ocasiones no dan claridad o definen bien los fenómenos que describen de manera real y objetiva, tal es el caso de uso de las Parábolas, las exageraciones y la poesía. A pesar de ello, se considera que las escrituras son inerrantes en su contenido y propósito.

De igual forma, las metáforas no quitan en absoluto la veracidad y la Inerrancia de las escrituras. Esto lo vemos en los antropomorfismos de la biblia, y las analogías en ella que cambian o presentan una realidad alterna muy distinta de la verdad.

Inerrancia bíblica en estos casos

Se considera que las escrituras son inerrantes aun cuando dan prioridad a unas situaciones sobre otras, esto tampoco significa que un hecho sea insignificante o menos importante que el otro.

Los errores de gramática o estilo, que presentan los escritos desde su origen o en sus traducciones no pueden considerarse factores para argumentar en contra de la Inerrancia de las escrituras.

Las interpretaciones tan diversas que puedan darse a un texto, libro o pacto en general no dependen de lo que está escrito, y por lo tanto, no constituyen una prueba contra la Inerrancia de la biblia.

LA INERRANCIA BÍBLICA

CUATRO PUNTOS IMPORTANTES PARA CONSIDERARLA VERDADERA

Siguiendo con los conceptos ya analizados, debemos incluir cuatro cosas, que son de vital importancia a tener en cuenta para defender la postura de la Inerrancia de las escrituras, desde el punto de vista del propósito y no de su contenido.

Algunas personas apuntan y señalan a la biblia en varios apartes en los que se presentas actos bárbaros y violentos o de nula moral por parte de los personajes que en ella aparecen.

Este señalamiento cae por su propio peso debido a que las escrituras no pretenden en momento alguno tapar o cubrir las faltas humanas, sino presentar el amor y la misericordia del creador.

Inerrancia bíblica, algo más sobre este tema

Por lo tanto, negar la Inerrancia de las escrituras, solo porque se halla en sus relatos los hechos y obras de hombres y mujeres que actuaron fuera de los valores y principios esperados es un completo error.

Se hace necesario, en medio de todo el raudal de información histórica, social, humana y espiritual que están en las escrituras, distinguir los hechos narrados en la biblia, de los hechos que son aprobados por la biblia.

Si solo son hechos para dar información los que están narrados, no quiere decir esto que las escrituras, su autor o sus escritores aprueben las mismas prácticas.

La inerrancia no quiere decir que no hallan cosas extrañas o improbables descritas que señalen lo equivocada que está.

Muchas veces los predicadores del Nuevo Pacto, se refieren a las escrituras del Viejo Pacto, para señalar un punto de partida o de desarrollo, aún de final a sus sermones. Lo interesante es que en ese momento de citar las escrituras y generalmente lo hacen de una manera inexacta. Esta inexactitud al citar las escrituras del viejo pacto no resta en manera alguna la credibilidad en su Inerrancia.

El asunto de las costumbres antiguas y su relación con la Inerrancia bíblica

Las costumbres y las maneras como se citaban autores en el Siglo I, son muy distintas a como citamos fuentes en el Siglo XXI. Por tanto no podemos aplicar estas reglas a los apóstoles del primer siglo.

No puede negarse tampoco la Inerrancia de las escrituras argumentando que no hay exactitud en la descripción de algún hecho o lugar, o que haya varias versiones del mismo evento.

Esto se ve mucho en los Reyes, la Crónicas y los Evangelios Sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas).

Las contradicciones o erratas de conceptos que pudieran existir en las escrituras no deben asumirse como motivo de descarte de la Inerrancia, ya que en el tiempo, la ciencia ha demostrado que en estas ocasiones las escrituras están en lo cierto. Como al decir que del corazón salen los malos pensamientos y esto contamina al hombre.


Infalibilidad, otro aspecto de estudio

¿Es realmente infalible?

La infalibilidad de las escrituras es otro de los conceptos constituidos en dogmas por generaciones, debido al misticismo religioso y a la prohibición de cuestionar algo divino, se ha aceptado como una realidad indudable.

Lo interesante de esto comienza a verse en el momento que comprendemos el concepto de infalibilidad. Esta palabra significa que Algo o alguien no puede fallar, aun si quisiera hacerlo le es imposible.

Hoy, después de más de dos mil año de tener el canon con nosotros y tras haber estudiado los más de 6.500 manuscritos que tenemos solo del Nuevo pacto, podemos afirmar dos cosas, la primera es qué las escrituras, la biblia tal como la conocemos hoy No es Infalible.


Podría interesarte también…


Presenta fallas en su escritura, en su forma y en sus relatos, esto por causas externas a ella y atribuidas directamente a los copistas y a los traductores de una y otra lengua.

La segunda cosa que podemos afirmar es que las escrituras si fueron infalibles en el mismo momento que Dios las inspiró, es decir, en sus autógrafos originales la infalibilidad de las escrituras debió ser pasmosa y sorprendente.

Aclarado esto, definamos algunos puntos de la infalibilidad bíblica y que significa en el desarrollo de la revelación escritural hoy en el S XXI.

  1. La infalibilidad está confinada solo a los manuscritos originales en la revelación divina.
  2. Defina  a las escrituras como veraces y dignas de confianza.
  3. Demuestra que la Biblia es Indefectible, es decir que no puede abandonar ni apartarse de la verdad.
  4. Nunca engañará a quién en ellas confía.

Algo que todo estudioso de las escrituras debe saber…

Tenemos otro concepto que todo estudiante de las escrituras debe saber y tener presente en la Infalibilidad de la biblia y se conoce como Infalibilidad dinámica de las escrituras.

Esta afirma que la Biblia es infalible en la revelación del plan de Dios sin que necesariamente esté libre de errores. Ya que debido a la participación humana el posible error se haya presente en cada trazo.

Esta es la que resuelve el asunto afirmando que efectivamente solo los autógrafos originales son infalibles e inerrantes en toda su extensión. Aquí la crítica textual cobra un papel de gran importancia al examinar todas las variables posibles y tratar de determinar cuál es el texto más coherente, lógico y concordante que puede usarse en cada caso.


LA INSPIRACIÓN, El aliento de Dios en cada trazo

Otra de las doctrinas de las escrituras que ha sido aceptada por todos los fieles creyentes en todo el mundo, es la Inspiración divina de las escrituras.

Esta inspiración que se indica, existe en todo el contexto y desarrollo de los cánones bíblicos, inicialmente en el de Esdras y luego en toda la Biblia tal como la conocemos hoy, según esta doctrina. Doctrina que al igual que las dos anteriores se convirtió en un Dogma que ha trascendido edades y que no podrás jamás extinguirse.

Lo indemostrable de la inspiración podría ser un problema de aceptación para muchos devotos cristianos que niegan la Inerrancia bíblica

Lo particular de este punto de la Inspiración Divina de las escrituras es que no puede en alguna manera ser probado o demostrado. Nadie puede saber a ciencia cierta si en realidad sucedió o no.

Tampoco puede negarse que haya sucedido aun cuando no se tengan pruebas positivas, ya que es más difícil demostrar lo que no existe. De modo que la Inspiración de las escrituras será por siempre un Dogma y uno de fe.

¿Por qué decimos que un Dogma de Fe? Debido a que no hay manera de probar su verdad o su engaño, queda solo expuesto a la fe individual de cada creyente quien pueda o no defender en tal o cual medida la valides de este argumento.

El gran arquitecto detrás del telón

Existen algunos factores del libro, que indican que debió haber algo o alguien superior organizando todo y orquestando su escritura de principio a fin.

Aspectos como el tiempo, el espacio, la geografía y las clases, las cuales variaron mucho de un libro a otro en un periodo superior a los 5800 años, llevando a los escribientes originales en una epopeya por más de 40 generaciones y a lo largo de tres continentes, para escribir un único y coherente mensaje de principio a fin.

A lo largo del tiempo

Resaltemos el hecho de que no había ordenadores en ese momento, que la escritura apenas evolucionaba, las guerras, las hambrunas, los tiempos de libertad y de esclavitud, los reinados y las peregrinaciones, permitieron de manera insólita que todo este libro fuera escrito y llegara hasta nuestras manos en el Siglo XXI.

Aun así, todo lo que dice está conectado y conserva el mismo mensaje y propósito, la revelación de Dios a la humanidad.


«TRANSPIRACIÓN» de copistas y traductores que dieron sus vidas en el proceso

Desde el momento de la inspiración misma de la escritura, en cada uno de sus pasajes y episodios, se vio la necesidad de transmitir a las generaciones siguientes el mensaje del Dios de Abraham. Inicialmente, el proceso se daba por el linaje que era el albacea de la escritura del Señor.

Así los manuscritos pasaban de padre a hijo de una generación a otra. Posteriormente, al establecerse Israel como nación y recibir las leyes de su Dios en el monte Sinaí, Moisés debió recopilar los documentos que hubieran llegado a Egipto (Todo el relato de Génesis) y agruparlo en las tablas que poseía para dejar por escrito el mensaje de Dios que debía pasar a las doce tribus.

Grabado en diversos materiales

Con el pasar de los años, y la fragilidad de los medios de grabación de las escrituras, que bien podían ser tablas, piedra, pieles de animales, arcilla y madera, hacían necesarias las copias y las reproducciones de los originales a medida que estos se deterioraban o para tener respaldos en caso de pérdida  o robo de los mimos.

El trabajo era bastante fuerte y dispendioso, y le tomaría años enteros y hasta décadas poder hacer una reproducción de un texto u otro. Así aparece el oficio de los Escribas en las cortes y en los santuarios, encargados de mantener siempre copias de sus escritos, y todo esto se hacía a mano.

Así de los escribas de los tiempos antiguos que lograron preservar las escrituras del viejo pacto pasamos a los masoretas en nuestra era que tenían el mismo oficio.

De las traducciones y sus esfuerzos infructuosos

Desde los inicios de la liberación de Israel de la esclavitud persa, al ser absorbidos por el Imperio Griego con Alejando El Grande, la necesidad de tener las escrituras antiguas en el idioma imperial se vio obligada para poder mantener la transmisión de las palabras de Dios y de la herencia patriarcal de Israel.

Así se hace del canon de Esdras la gran obra griega, la traducción de todo el viejo pacto desde el hebreo y arameo originales al griego.

La Septuaginta o biblia de los 70

Esta versión del viejo pacto, se conoce hoy en día como la Biblia de los Setenta o Septuaginta, constituye en uno de los testigos más prominentes para la crítica textual a momento de verificar o comprobar las exactitudes de palabras y de ideas o doctrinas en las versiones más recientes.

Esta versión de los Setenta, es la primera traducción originaria del canon de Esdras y por eso es tan importante y venerada en casi todos los círculos escolásticos y teológicos en el mundo entero.

El alefato hebreo es consonántico

Sin embargo una gran realidad que hay que resaltar que el hebreo es un alefato consonántico, es decir, que no tiene vocales. Para que los setenta pudieran traducir debieron hacer muchas modificaciones literales en la escritura, solo para incluir las vocales del griego se hicieron no menos de 3 millones de cambios.

Estos cambios suponen un avance al poder llevar las escrituras fuera del pueblo judío y entregarlas en griego a todo el imperio, sin embargo, junto con los 3 millones de cambios vocálicos, se introducen cientos de nuevas variantes en manos de los escribas que debieron interpretar pasajes e ideas para el nuevo lector griego.

Estos cambios iniciales, se siguieron haciendo cada vez que se tradujo a otra lengua o idioma, como al latín con la Vulgata y luego a las demás lenguas vernáculas de la tierra. Contabilizar los cambios debidos, solo a las traducciones es literalmente imposible.