Saltar al contenido

El diluvio y Noé

febrero 15, 2020

El diluvio y Noé, ¿Qué dice la Biblia?

¿Qué significa diluvio? y ¿por qué Dios, a pesar que la maldad de los hombres aumentó, consideró a unos justos y preservó a los animales y a las plantas?

Bueno, ese fue un evento a nivel mundial a nivel universal, muchos profesionales y muchos estudiosos a nivel arqueológico lo niegan, otros lo afirman. En otras palabras, la arqueología y la geología no se ha podido poner de acuerdo en si pasó o no pasó un diluvio universal.

La Biblia dice de El diluvio y Noé:


Puede interesarte también: La Pureza de la Virgen


Sin embargo, la Biblia dice que sí pasó y todas las escrituras antiguas babilónicas, persas, sumerias, egipcias… todas las culturas tienen registros arqueológicos innegables de que el diluvio sí sucedió, por lo menos en el área donde ellos estaban sí hubo una inundación grandísima, en el que las montañas quedaron cubiertas.

Geológicamente, todavía hay discrepancias a nivel geológico si pasó o no pasó.

Pero, yendo a la pregunta Sandra lo que se quieres saber es qué significa diluvio, pues diluvio significa “inundación”, significa “gran inundación”, viene de una palabra latina y ésta a su vez, su raíz es de “diluir”, el significado en sí encierra, tanto por el concepto como por lo que sucedió o por lo que conocemos que sucedió, una gran inundación, hasta el sol de hoy se entiende así, el diluvio, como una gran inundación.

Suscríbete al canal de YouTube para más contenido

¿Por qué Dios, a pesar de que la maldad de los hombres aumentó, consideró a unos justos? ¿Qué dice la Biblia? Eso está en Génesis capítulo seis, dice la Escritura que Noé hallo gracia ante los ojos de Dios, y que era un varón justo y perfecto en todas sus generaciones.

En nuestras traducciones, normalmente encontramos que Noé fue un varón justo y fue perfecto en todas sus generaciones.

Hallazgos arqueológicos

Sin embargo, debo resaltar que en los manuscritos antiguos, en los rollos que recientemente se encontraron en el Mar Muerto y en las cuevas de Qumran, se encontraron fragmentos que datan del siglo II y del siglo III antes de Cristo.

Estos fragmentos son mucho más antiguos que, lógicamente, los que habíamos tenido en consideración hasta hace unos años, que datan del siglo XII, es decir, los manuscritos que se hallaron, que se han encontrado ahorita y están en propiedad de la Sociedad Bíblica.

Estos manuscritos nos están dando alrededor de mil quinientos años de mayor pureza, en cuanto al texto, aquí es donde viene la parte interesante y es que la palabra que se traduce generalmente como “fue perfecto en todas sus generaciones”, esa palabra que se traduce como “generaciones” en el hebreo es “tamin” y no es generaciones, sino “genética”.

Si lo quisiéramos traducir de la manera más acertada a nuestro idioma de hoy, a nuestro idioma moderno, deberíamos decir que Noé halló gracia ante los ojos de Dios, que Noé era justo y “perfecto en todas su genética”.

Esto lógicamente abre una puerta gigante a mil millones de cosas más que hay que preguntarlas y que lógicamente merecen una respuesta.

El interrogante sobre el diluvio y Noé

¿Por qué Dios, en Génesis capítulo seis, se tomó el trabajo de especificar que lo que le llamó la atención en Noé era que su genética era perfecta? ¿Es que acaso la genética del resto de los seres humanos estaba corrupta y la genética de Noé era la única que podía constituirse como una genética óptica para poder preservar la raza humana?

Son preguntas que les dejo allí, para que usted las puedan investigar, las puedan meditar, las puedan verificar y si quisieren participar en este tema más adelante, estaré atento para responder a estas preguntas.

Entonces, Dios escoge a este hombre, lo haya justo y perfecto, porque era perfecto en su genética y porque lógicamente venía de la descendencia y de la genealogía de Enoc. Así, Dios decide salvar a Noé porque él, como el último patriarca de esa primera generación o de esas primeras generaciones del mundo, como el último patriarca pre diluviano, lo consideró que tenía la capacidad genética y fuerza para poder preservar la raza humana intacta como Él la creó.

En el año 500 de Noé

Ese año, el año en que Dios llama a Noé, dice Génesis capítulo seis, que Dios llama a Noé en el año quinientos de su vida ―creo que es el versículo tres o cinco, estoy recordando la Escritura, dice que Él lo llama en el año quinientos de la vida de Noé― y en ese año Noé engendró tres hijos, es decir, tuvo trillizos ―Génesis capítulo seis, verso tres, cinco y siete.

Miremos a ver dónde está, dice la Escritura que Dios llama a Noé en el año quinientos de su vida y Noé engendró tres hijos ese año, es decir que tuvo trillizos― o por lo menos había un par de gemelos y un hijo adicional que nació o que fue engendrado en el mismo año del parto.

Los trillizos hijos de Noé

El año en el que estos niños nacieron fue el año en el que Dios lo llama, en este año fueron engendrados los tres que son Sem, Cam y Jafet, son ellos tres con Noé, las esposas de los tres y la esposa de Noé, ocho personas en total las que entraron en el arca.

Dios a preserva los animales, y de hecho, los animales que preserva Dios son los animales del agua, los únicos que no iban a morir eran los animales marinos, todos los demás animales murieron, excepto las parejas que Él eligió para que preservarán también la especie que entró al arca, cada uno con sus parejas, los animales puros en parejas de siete y los animales impuros en parejas individuales.

La elección de Dios en toda la tierra

Dios escogió todas estas parejas, así como escogió a Noé, seguramente los halló perfectos también en todas sus generaciones para poder hacer la preservación de las especies, Dios no salvo a más nadie.

Por la glosa que se desarrolla en el capítulo seis de Génesis, entendemos que todo lo demás estaba corrompido a nivel genético, a nivel generacional todo lo demás estaba corrompido, no servía, no funcionaba para seguir adelante las especies.

Así que, Dios decide salvar solamente a Noé, a su familia y al resto de animales que entraron con él en el arca.

La salvación era solo para Noé y su casa

El arca nunca se creó para salvar a la humanidad, hay gente que dice que Noé predicó para que la gente se salvará y la gente no creyó y por eso Dios los castigó en el diluvio.

No. Eso no pasó, eso es mentira, eso es un gran fiasco de los predicadores de hoy, es el gran fiasco y el gran engaño de los predicadores, de los evangelistas y de la mayoría el decir que Dios construyó el arca o mandó a hacer el arca para salvar a la humanidad.

El diluvio y Noé, otras realidades

Decir que Noé predicó, y decían que estaba loco, se burlaban de él y le tiraban piedras, esa una leyenda bien montada, un cuento, pero realmente no es así lo que pasó.

Dios eligió solamente a Noé y a su familia para entrar en el arca, más nadie iba a entrar porque todos los seres humanos fueron condenados a morir en el diluvio, solamente Noé y su familia fueron los que lograron entrar al arca por mandato de Dios, nadie más se iba a salvar.

Así que, no importaba lo que Noé hiciera o no hiciera, ningún ser humano adicional a ellos iba a entrar en el arca, ya Dios lo había determinado así de antemano, Él dijo que había decidido poner fin a toda vida en la tierra pero halló gracia Noé delante de Dios.