Saltar al contenido

El buen Vino

febrero 3, 2020

Nadie sirve el buen vino al final de la fiesta, sino el peor...

Cuando el mismo Juan relata la primera señal de Jesús al convertir el agua en vino en el Evangelio de Juan ―ese es el momento, Juan capítulo dos si no estoy mal, relata el momento en que Jesús es invitado a un matrimonio a las bodas de Canaán y entonces allí Él convierte el agua en vino―, ese vino, preparado para el final, Es el Bien vino.

Tipifica el espíritu que habían de recibir los que creyeran en JESÚS ¿ya sucedió cuando el Pentecostés y lo vivimos hasta hoy, o está dispuesto para el final cuando Él venga y sea la gran boda y lo disfrutemos los dos pueblos siendo uno como su iglesia y su esposa?

¿Tomaremos de ese vino en las bodas?

Volvemos nuevamente al mismo campo escatológico a lo tocante a la venida de Cristo. Lo que tengo que responder a esta segunda pregunta, hermana Sandra ―Primero, gracias por ambas preguntas, son muy interesantes―, es que el mismo apóstol dice a qué se refería el Señor cuando el maestresala dice “has dejado el mejor vino para el final”.

El mismo apóstol Juan dice que esto dio a entender el señor o este milagro hizo el Señor para dar a entender el espíritu que recibirían los que creyeran en Él. Entonces, este milagro del buen vino reservado para el final, es solamente una forma de Jesús mostrarle a sus discípulos cómo sería el regocijo y la fiesta cuando viniera el Espíritu Santo a la Iglesia, cuando viniera a la tierra en el día de Pentecostés. Lo cual, quiere decir que cuando el Pentecostés sucedió, después de la resurrección de Cristo, el Buen Vino reservado para el final fue derramado sobre la Iglesia.

Tomando el Buen vino

Ese vino, lo seguimos recibiendo hoy, cada vez que un creyente viene al Señor, cada vez que una persona se convierte a Cristo nace de nuevo, es bautizada en el Nombre del Señor y recibe el don del Espíritu Santo se le está dando a beber de ese vino, ese es el vino reservado para el final, el Espíritu Santo de Dios el cual ya cada uno de nosotros recibió.

Que se refiera a cuando Él venga por segunda vez y lo celebremos todos en las bodas, la Biblia no habla nada al respecto, solamente dice lo que acabo de responder, el buen vino que está relatado allí en el milagro que Jesús hace en las bodas de Canaán, se refiere específicamente al Espíritu Santo que habrían de recibir todos aquellos que creyeran en Él.


También te puede interesar…


El buen vino es el Espíritu Santo

Así, pues, si tú has creído en el Señor y has recibido el Espíritu Santo, ya has probado el buen vino que fue reservado para el final, ese es el buen vino que has probado, que has bebido que es su Espíritu Santo, que es su misma guía, su presencia, que es el consolador, el amigo, el parácletos que siempre está a tu lado, que siempre está contigo y que siempre te guiará a toda verdad.

Ese es el buen vino que el Padre reservó para el tiempo del fin; pero, recuerda que ese tiempo final comenzó hace 2000 años y estamos llegando ahorita, en el cronos, al final de ese tiempo, de ese lapso que Dios entrega al pueblo gentil para vengan al arrepentimiento y lleguen a los pies de Cristo y sean salvados de la ira que viene sobre esta Tierra. Estamos recibiendo, desde que vino el Espíritu Santo hasta hoy, el vino reservado para el final y lo seguiremos recibiendo hasta que el Señor venga. En su venida estaremos con Él, así que ya no habrá necesidad de más nada porque seremos uno con Él.