Saltar al contenido

¿Cómo nos llegó la biblia? P2

marzo 16, 2021

¿Cómo nos llegó la biblia? Segunda parte del seminario. Hoy nos acompaña una vez más, Lucas Peláez, Historiador.

Este es el Script del Video: ¿Cómo nos llegó la biblia? Segunda parte del seminario. | Puedes ver el video de la sesión de hoy al final de este post.


¿Cómo nos llegó la biblia? Segunda parte del seminario.

La tercera parte en la que dividieron los judíos el Antiguo Pacto para nosotros, es la denominada Ketuvim (los escritos), algunos de los más famosos para nosotros son el famoso libro de los 12 profetas, los que conocemos como profetas menores.

Los libros de Esdras, Nehemías, y allí pusieron al final, como un proceso editorial final Los libros de primero y segundo de Crónicas no los pusieron en eso que denominamos antiguamente como los profetas.

Es importante, por ejemplo, un detalle que llama la atención, es que el libro de Daniel en la organización que le dieron los judíos está dentro de ese cuerpo conocido como los escritos.

No es considerado como un libro profético, esa es una distinción que hacen ellos y que es importante llamar la atención.

Aspectos históricos importantes para comprender ¿Cómo nos llegó la biblia?

Decía también que en esos cuerpos en los que ellos organizaron los libros, fueron los periodos históricos; es decir, que esta parte final, en su mayoría estos libros, se van a redactar siglos antes de la caída del primer templo y en todo ese proceso del regreso del exilio babilónico y los subsiguientes siglos.

Es en aquella época donde se va a escribir, redactar y se van a organizar, en general, todos los libros del antiguo pacto en sus ediciones finales. Ya de ahí viene un proceso de organización y sistematización y edición final.

El canon de Esdras

Aquí tenemos varios procesos importantes, uno muy importante es aquel denominado como el Canon de Esdras, se dice que fue uno de los editores más importantes y es el editor final de muchos de los libros del antiguo pacto tal y como los conocemos hoy, que es una teoría, pero muy plausible.

Tenemos algunos datos en los libros parabíblicos que también se escribieron en aquella época, pero que no terminaron formando parte del Canon hebreo que fue el que heredó las llamadas Biblias protestantes. Eso en lo que tiene que ver con el Antiguo pacto.

Edades en la historia de la biblia

¿Cómo nos llegó la biblia? Edad apostólica

Para el nuevo pacto también vamos a hablarlo desde unas etapas de formación, básicamente lo condenso para los propósito de esta explicación en cuatro etapas; la primera es la denominada era o edad apostólica, que es toda aquella segunda mitad del siglo primero y algo clave allí es que comienza lentamente y tardíamente un paso desde la transmisión oral a la transmisión escrita y se comienzan a escribir los textos del nuevo pacto.

¿Cómo nos llegó la biblia? Edad pre canónica

Una segunda fase es la denominada pre-canónica donde se organizan los libros del nuevo pacto en colecciones, es muy similar a lo que pasó con el Antiguo pacto, sólo que aquí las colecciones obviamente son diferentes, por ejemplo, se organizaban en un cuerpo de manuscritos los evangelios.

En otro cuerpo se organizaron las cartas paulinas, en otro cuerpo las llamadas cartas universales o católicas (que son: la primera, segunda y tercera de Juan, la carta de Jacobo —mal llamada Santiago—, la carta de Judas) y aparte el libro de revelaciones o Apocalipsis. Esto corrió por separado en esta época pre-canónica.

¿Cómo nos llegó la biblia? Edad o periodo Agnóstico

Hacia mediados del siglo segundo va a comenzar también una época muy importante que va a ser clave en la organización de eso que vamos a denominar el Canon del nuevo pacto, y tiene que ver con ese periodo que vamos a llamar «el periodo antignóstico».

Es en donde se presenta toda la crisis que va a generar este movimiento que inicialmente surge de las entrañas del cristianismo primitivo, pero se va a encargar de todas las filosofías mistéricas de la época que vamos a denominar el gnosticismo.

¿Cómo nos llegó la biblia? Un Gnóstico hace la propuesta de un canon por primera vez, Marción.

Clave para esto que estamos hablando es la inicial propuesta de un Canon de libros cristianos, y ¿quién va a ser esa inicial propuesta? La va a ser un maestro gnóstico cristiano llamado Marción, debido a la propuesta de este personaje, la contrapropuesta de la ortodoxia cristiana va a ser lo que finalmente conforma nuestro Canon de 27 libros para el caso del nuevo pacto.

Pero curiosamente es una contrapropuesta, el que hizo primero la propuesta fue Marción, pero la contrapropuesta fue el Canon que nosotros tenemos hoy en día.

¿Cómo nos llegó la biblia? Edad o periodo canónico

Finalmente, en esta división de tapas, tenemos el período llamado «canónico» donde simplemente se comienza a refrendar y a consolidarse el Canon que se fue armando en ese período anti-gnóstico y fue a través de concilios y de decisiones de las grandes comunidades cristianas sobre todo de las comunidades metropolitanas de la iglesia.

Y va a aparecer en el siglo cuarto asa primera edición de La Biblia completa. Es decir, la Biblia judía y la Biblia cristiana condensadas en una sola, en su primera traducción que es la Vulgata Latina de Jerónimo.

Esto en lo que corresponde a los periodos de formación tanto del Antiguo como del nuevo pacto.

Después de ver esto nos tenemos que preguntar ¿Qué fue lo que llegó a la imprenta? Antes de hablar de manuscritos, vamos a hacer un ejercicio un poco al revés, ¿por qué? Porque antes de hablar de los manuscritos que nos llegaron hasta hoy, hay que hablar de las ediciones impresas que aparecieron inmediatamente después de la aparición de la imprenta de Gutenberg.

Los princeps

En el lenguaje de la crítica textual —introduzco otro concepto— la primera edición impresa de cualquier libro es denominada «edición princeps», eso es importante que lo tengamos presente porque las ediciones princeps se van a volver algo así como ediciones sagradas por derecho propio, o sea, como fue la primera que salió va a caer bajo un manto de inspiración divina para cualquier libro; en cualquier libro pasó eso y, como no, en los libros sagrados.

¿Cómo nos llegó la biblia? Recensiones

Entonces vamos a hablar de las recensiones, esas primeras ediciones del Antiguo pacto que se imprimieron. ¿Cuáles van a ser la más importantes y claves? Van a ser clave porque va a ser la primera edición impresa del Antiguo pacto en hebreo, la edición de Sonsino (que es una ciudad) del año 1494.

Esta edición va a ser tan importante que la va a usar el mismo Lutero para su traducción de la Biblia, y la va a usar el editor Robert Estienne También conocido Como Stephanus.

¿Cómo nos llegó la biblia? La Complutense

La siguiente edición impresa que aparece que es muy importante, es la edición que va a llevar a cabo el cardenal Cisneros conocida como la políglota complutense.

Políglota, como su nombre lo indica es que aparece el texto impreso en varias lenguas (la página que está allí ilustrada en la diapositiva es una página correspondiente a la políglota complutense del cardenal Cisneros.

Aparece un texto hebreo que, hasta donde sabemos, está basado en un manuscrito que se conserva aún hoy en España, del siglo XIII, aproximadamente del año 1280).

La biblia rabínica 1524-1525

La tercera edición importante que aparece en aquella época entre los años 1524 y 1525 va a ser la denominada Biblia rabínica en su segunda edición que es importante porque la edita el señor rabino Jacob ben Hayim. Estas ediciones del texto hebreo van a ser las madres y las bases para todas las ediciones que van a seguir.

En un primer momento, obviamente por facilidades, por acceso, por difusión, se usaron más las ediciones impresas que los manuscritos. Eso de preocuparnos por lo que dicen los manuscritos es una preocupación moderna, es de hoy.

¿Cómo nos llegó la biblia? Nuevos descubrimientos en los siglos XIX y XX

Podría decir que es una preocupación que estalla en el siglo XIX y XX, provocada por el mismo avance de los estudios de las humanidades, de los estudios históricos de los estudios arqueológicos, de los estudios críticos, pero no era una preocupación tanto de los siglos XV y XVI.

Cuando aparecen estas ediciones impresas de las que estamos hablando —esto es importante tenerlo en cuenta para los temas que estamos tratando— fueron claves en la difusión de estos textos bíblicos y su posterior traducción, porque estas ediciones impresas obviamente van a ser las bases para las traducciones posteriores, así que no podemos perder de vista eso.

¿Cómo nos llegó la biblia? El nuevo pacto

Ahora, pasando al caso del nuevo pacto, por la cantidad no puedo hablar de ediciones puntuales, pero voy a hablar de dos líneas generales, de tipos de textos, la primera que va a aparecer la vamos a englobar dentro de lo que vamos a denominar «textus receptus» o texto recibido.

¿Cuál va a ser esa? La primera edición de Erasmo de Rotterdam de un nuevo testamento que aparece en 1516, ¿por qué va a ser importante? Porque va a ser esa edición princeps de un nuevo testamento impreso en lengua griega. Recuerde lo que le estaba diciendo, esto se va a volver muy importante porque va a caer bajo esa aura de elemento sagrado de por sí.

¿Cómo nos llegó la biblia? Los nuevos textos críticos

A ese cuerpo de ediciones que se van a seguir, sobre todo a cierta línea de manuscritos, los que después la crítica textual va a denominar como los manuscritos bizantinos —Eso lo explicamos Luego—, va a salir toda una serie de ediciones sobre todo modernamente y luego, ya para el siglo XVII en adelante, van a comenzar a aparecer una serie de ediciones que vamos a englobar dentro de ese nombre de textos críticos.

¿Qué característica van a tener? Que van a poner en duda la calidad del texto recibido, o sea, ellos van a cuestionar partiendo desde la calidad de los manuscritos que se usaron para el texto recibido es decir, partiendo de los manuscritos que usó Erasmo y van a hacer su propio ejercicio de cotejar manuscritos.

Comparación y análisis de los textos bíblicos

Todas esas ediciones que comienzan a aparecer y que podamos englobar dentro de ese nombre de texto crítico, ¿qué es lo que van a hacer? Van a hacer un ejercicio de comparar manuscritos, empezar a analizarlos, empezar a mirar cuales poseen un mejor texto, empezar a preguntarse cómo es posible o cómo hacemos para reconstruir un mejor texto. Esa característica va a tener esas ediciones que podemos englobar dentro de ese grupo llamado texto crítico.

¿Cómo nos llegó la biblia? El Textus Receptus

Quiero hacer algunas precisiones puntuales para que entendamos qué es esto del textus receptus y por qué es tan importante entenderlo en esta historia que estamos contando.

Ya les dije que es clave porque fue la primera edición impresa que apareció, porque de él se derivan algunas de las más importantes traducciones a las lenguas vernáculas, baste decir la de Lutero al alemán y para nosotros en la lengua española el nuevo pacto de la Biblia del oso, es decir, lo que va a quedar consignado en la Reina Valera.

El papel de Erasmo de Rotterdam

Erasmo de Rotterdam, en vida, pudo realizar cinco ediciones de su texto donde lo corrigió, aumentó material y en una de ellas, y la que siguió, hizo un ejercicio de cotejar su texto con el de la políglota complutense, porque la políglota complutense también tenía un texto griego del nuevo pacto.

Inclusive, sabemos que la políglota complutense se imprimió antes que la primera edición de Erasmo de Rotterdam, pero por  todo el asunto de licencias dentro de las impresiones católicas se demoró en ver la luz pública.

Entonces apareció varios años después que la edición de Erasmo —que sabemos que fue hecha a la ligera, que por el asunto comercial de sacarla primero se hizo en un periodo de tiempo muy corto y tiene varios problemas inclusive muchos errores que, por supuesto, el mismo Erasmo va a corregir y va a admitir las limitaciones de su obra—.

Sin embargo, estas ediciones van a caer bajo un aura de texto sagrado por derecho propio.

¿Quiénes van a seguir este tipo de ediciones? Las va a perpetuar las impresiones de Stephanus conocido como Robert Estienne, él va a ser una serie de ediciones que son la de los hermanos Elzevir, las ediciones de Teodoro de Beza —Recuerden que él era un gran amigo de Calvino—.

Ya con las ediciones de Beza comienza a caer ese tipo de texto griego bajo un carácter autoritativo; algo clave es que estas ediciones se van a usar también como base textual para traducir nada más y nada menos que la King James al inglés.

También conocido como Texto Tradicional

Esta línea o este cuerpo de ediciones que denominamos textus receptus, también lo podemos denominar bajo el nombre de texto tradicional. Para el texto hebreo también hay un equivalente.

Así que nos encontramos bajo un panorama donde tanto para el Antiguo pacto como para el nuevo hay dos grandes cuerpos de ediciones impresas, uno que se ciñe a un texto tradicional que se le ha denominado textus receptus.

El concepto implica igual para el Antiguo como para el nuevo pacto, aunque es más usado en el caso del nuevo pacto, pero opera igual, o sea, un texto tradicional, un texto que llegó a la imprenta en el siglo XV y que se ha conservado casi sin tocarse.

Los nuevos hallazgos de la ciencia y la arqueología

Pero con el avanzar de las humanidades principalmente de filología, de nuevos hallazgos manuscritos, ese texto se va a empezar a poner en cuestión, se va a empezar a poner en duda, ¿qué va a disparar eso? Obviamente los hallazgos manuscritos.

He aquí la razón de por qué comencé esta exposición en este orden, hablando primero de las ediciones impresas, ¿por qué? Porque los grandes hallazgos manuscritos van a ser propiamente de los siglos XVIII, XIX y XX. Entonces, primero se fija un texto de manera impresa, pero después aparecen los manuscritos antiguos que tenemos hoy.

Yo creo que estos personajes de estos siglos hubieran hecho un mejor trabajo, pero era lo que tenía. Así que, en ese sentido, nunca los criticaré y ni los condenaré porque ellos —como siempre suelo citar— «hicieron lo mejor que pudieron con lo mejor que tenían».