Saltar al contenido

El Falso profeta y la bestia del apocalipsis

enero 20, 2020

El Falso profeta y la bestia del apocalipsis son seres reales o simbólicos

Voy a revisar rápidamente la primera pregunta, que quedó pendiente de hecho desde la semana pasada, de nuestro amigo Nico desde Barranquilla y nos pregunta: ¿Quién es la bestia y el falso profeta de Apocalipsis?

¿Quién es el falso profeta y la Bestia del Apocalipsis?

Para hablar del falso profeta, hay que hablar de qué es un profeta y de qué es la falsedad del profeta realmente, a término rápidos, para resumirlo y decir algo muy breve, el profeta es alguien sencillamente que habla de parte de otro, cuando una persona habla de parte de otro se convierte en el profeta esa persona.

En el sentido judeocristiano, el profeta bíblico es aquel que habla de parte de Dios y por consiguiente, necesita haber escuchado o recibido un mensaje propio, una palabra propia de Dios para poderla dar.

El profeta mentiroso

Dado este caso, cuando una persona dice hablar de parte de otra sin que sea cierto, entonces se le llama ‘falso profeta’; es decir, cuando una persona ―hablando de los cristianos y de la Iglesia―, dice que Dios le dijo algo sin que Dios le hubiera dicho alguna cosa; entonces, es un falso profeta.

Sin embargo, hay muchas más características, muchísimas más características que pudiéramos mencionar, para distinguir quién es un falso profeta; pero, lógicamente, no tengo tiempo ahorita para hacerlo.

Por eso, me gustaría que te suscribieras al blog para estar recibiendo esta información y te suscribas al canal de YouTube para que también tengas acceso al material que estaremos publicando más profundo al respecto de este tema en la escritura.

Señales antes del fin

El Señor Jesús, el tiempo que estuvo aquí en la tierra, hizo una declaración y una denuncia pública hacia los falsos profetas que vendrían encubiertamente a su iglesia, que vendrían al mundo, y en Mateo capítulo 24 del verso 5 al verso 14, hay una explicación muy detallada acerca de las señales antes del fin.

Una de las señales, propias antes del fin, es la aparición de falsos profetas, de personas que hablan de parte de Dios, sin que Dios los haya enviado o de personas que se enriquecen a costillas de la fe de los incautos o de personas que tuercen o tergiversan las Escrituras para su propio beneficio.

Estas son algunas de las características de un falso profeta, y Jesús anunció que vendrían muchos, antes del tiempo del fin.


Algunos temas relacionados

Hoy, a nivel profético, se vive un tiempo bastante fuerte de herejía, se vive un tiempo bastante fuerte de situaciones religiosas muy terribles en donde la herejía y en donde esta manifestación de la mentira en boca de muchos pseudo profetas.

Este fenómeno es tan palpable y evidente que aún las personas, que no conocen muchas cosas de la Biblia, pueden darse cuenta de que es un engaño.

La apostasía actual

Lastimosamente ―hay que decirlo―, la apostasía propia del tiempo del fin, se manifiesta de manera muy directa a través de los falsos profetas. Aquí, podemos entender un poquito más a fondo cuando el apóstol Pablo le dice a los Corintios.

En su segunda carta, en el capítulo 11 del verso 13 en adelante, que aún falsos apóstoles vendrían, que vendrían falsos obreros fraudulentos que se transformarían o se presentarían como apóstoles de Cristo.

Ahora bien, no nos podemos sorprender de esto, ya que el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz para engañar y para destruir.

Así mismo, hay muchos ministros fraudulentos, falsos profetas que se disfrazan de ángel de luz o de ministros de Justicia para hacer la maldad que quieren hacer en medio de la tierra, en medio de una casa o en medio de una iglesia de la congregación.

La adulación y los elogios

Otra de las características del falso profeta, es que las personas los aplauden. En Lucas capítulo 6 versículo 26 hay una exhortación o una advertencia, más bien, muy fuerte, cuando Jesús le dice a los escribas y a los fariseos, y le dice a sus propios discípulos:

“Ay, de vosotros cuando las personas digieren bien de vosotros, porque así hacían también con los falsos profetas.”

Entonces, una de las características de los falsos profetas es que las personas los adulan, los aplauden, quieren estar con ellos, quieren ser amigos de ellos, son famosos, las personas quieren estar siempre a su lado, etcétera, etcétera, una de las características del falso profeta es ésta.

Un falso profeta de la antiguedad

Ahora bien, podemos leer en Hechos en el capítulo 13 de Hechos de los Apóstoles, la presentación y la aparición en escena de una persona llamada Barjesús, que la misma escritura lo declara y lo define como falso profeta, que enseñaba, de hecho, en medio de las sinagogas judías.

Él era considerado como un consejero del procónsul, tenía cierta inherencia política, tenía cierta autoridad social en medio del lugar de la isla de Páfos, y es el apóstol Pablo, precisamente, junto con Bernabé, quién lo reprende, exhorta y lo hace perder la vista, lo deja ciego para que él pudiera salir de la falsedad y volcar su corazón a Cristo


Si quieres que profundice este tema…

―Una vez más, si quieres saber algo más sobre el tema escríbeme, deja tu comentario, tus preguntas o compártenos algo desde tu punto de vista para profundizar algo más ahora, durante esta transmisión en vivo―.


Jezabel en Apocalípsis

Algo más que tengo que decir, ya apuntándonos propiamente después de esta introducción y de esta definición breve de lo que es el profeta y el falso profeta, tengo que llegar obligatoriamente a la manifestación de Jezabel en el Apocalipsis.

En este pasaje en dónde la escritura denota que Jezabel, es una mujer que se dice profetiza y que enseña a sus ministros con seducción, los lleva a participar de la mesa de los demonios y a comer cosas sacrificadas a los ídolos, a toda fornicación.

En este aspecto, la escritura no se refiere al sexo como tal, sino a la fornicación espiritual porque, recordemos que este espíritu de Jezabel es eso, es un espíritu y está encerrado, enmarcado dentro del espíritu del falso profeta de igual manera.

Entonces, dicho esto, la escritura anuncia que para el tiempo del fin vendría un falso profeta y vendría una bestia que aparece en el Apocalipsis, y esa es la pregunta que nos está haciendo Nico: ¿quién es el falso profeta y la bestia del Apocalipsis?

El falso profeta no es una persona

Dicho todo la anterior, tengo que resaltar que el falso profeta no debe considerarse solamente una persona humana, sino que el falso profeta es un espíritu, es el espíritu de la falsedad, de la mentira que siempre ha estado en la tierra, que siempre ha estado moviéndose entre los hombres y que se mueve hoy, en medio de la iglesia cristiana y que se mueve hoy, en medio de las religiones y de todas las tradiciones del mundo.

El falso profeta es un espíritu

El falso profeta es un espíritu, en este aspecto, que solamente muta, cambia de presentación, cambia de forma para encubrirse, para esconderse, para no dejarse hallar o ver; pero, es un espíritu que, lógicamente, se manifiesta a través de los seres humanos, a través de las personas.

Ahora bien, en el tiempo del fin está escrito que el falso profeta tendrá un poder y, de hecho, en el Apocalipsis aparece como una bestia como la segunda Bestia del Apocalipsis, si no estoy mal en Apocalipsis capítulo 13, la segunda bestia que aparece relatada allí. La segunda bestia que aparece, es a la que se le conoce como el falso profeta.

Apocalipsis capítulo 13 versículo 6 en delante, dice:

“Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar su Nombre y su tabernáculo: los que tabernaculizan en el cielo. Y se le concedió hacer guerra contra los santos y vencerlos. También le fue dada autoridad sobre toda tribu, y pueblo, y lengua y nación. Y la adorarán todos los que moran en la tierra, cuyos nombres no han sido escritos en el rollo de la vida del Corderito que fue degollado desde la fundación del mundo.”

Apocalipsis 13.6

―Estoy leyendo para ustedes en el versión 28ª del Nuevo Testamento Griego, es la más actualizada, también la puedes encontrar en la Biblia Textual de la IV de Edición―.

La bestia del Apocalipsis

Esta segunda bestia del Apocalipsis aparece en un contexto profético del capítulo 13, en donde se aprecia la similitud tan fuerte que existe entre estas bestias y las bestias que aparecen en el libro del profeta Daniel.


Algunos temas de teología

En conclusión acerca de El Falso profeta y la bestia del apocalipsis

Desde un punto de vista humano, el falso profeta tendría que ser una persona con un carisma muy fuerte, seguramente un gran orador o gran oradora, una persona que tenga la capacidad de conquistar masas, de tener adeptos, seguidores y que mucha gente lo escuche por su carisma, tiene que ser una persona que tenga una capacidad de elocuencia.

Posiblemente que hable muchos idiomas debido a que dice que se le dio autoridad sobre toda lengua y sobre toda tribu, tiene que ser una persona políglota seguramente, que sea capaz de comunicarse en muchos idiomas con muchas tribus con el fin de hablar blasfemias contra Dios, contra Jesucristo, y hablar blasfemias contra el cielo.

Este falso profeta tendrá un poder dado por Satanás y por el Anticristo, para poder llevar a la humanidad a la adoración de sí misma. O sea, el mundo adorará a la bestia, que es el falso profeta y adorará también al Anticristo por orden y por consejo de esta bestia, que es la segunda bestia, conocida como el falso profeta. Tenemos, por otro lado, otra pregunta:

¿Cuál es la Bestia del Apocalipsis?

Aquí hay varias bestias; pero, generalizando, en torno a la llamada triada satánica, hablando del falso profeta, la bestia y el Anticristo, esta bestia a la que se refiere Apocalipsis es una bestia de gobierno, es una bestia de poderes, una bestia de presidentes, de reinos.

Lo cual quiere decir que no es una persona, esta bestia no es un ser humano como tal, sino que más bien es un conglomerado de naciones que han rendido su gobierno y han rendido su autoridad a la hegemonía del falso profeta y del Anticristo.

Entonces, debemos considerar a esta bestia apocalíptica como el gobierno de los hombres o el gobierno terrenal, las leyes humanas, las leyes que son impuestas por las naciones que van muy acorde al mensaje del falso profeta, que es la blasfemia contra todo lo santo, contra todo lo puro, contra todo lo que mora en el cielo.