fbpx Saltar al contenido

7 cosas que no debes olvidar al escribir tu novela

7 cosas que no debes olvidar al escribir tu novela

Ya hemos hablado sobre el trabajo previo y la planificación para escribir una novela. Incluso hemos comentado mucho sobre el tema en el Curso Con Margarte Atwood, de escritura creativa.

Ahora que ya tienes un trabajo previo organizado, es hora de comenzar a escribir tu libro. Por eso ahora te compartiré las 7 cosas que no debes olvidar al escribir tu novela.

Generalmente, la mayoría de los escritores nóveles ignoran los puntos que deben tener en cuenta y desarrollar de buena manera para escribir de manera excelente una novela. Esto deriva en un texto desordenado, y muchas veces caótico.


Quiero regalarte una copia impresa de mi libro… Solo sígueme en GOODREADS y comenta por qué lo quieres… o si lo has leído deja tu calificación. te enviaré una copia impresa de edición Limitada Gratis. Hay 300 Unidades disponibles.

Sígueme y Comenta en goodReads, te regalaré una Copia impresa de este libro. Hasta agotar existencias. 300 Unidades disponibles en edición Limitada.

Recientemente, una amiga escritora de Argentina me envió su manuscrito para que le diera mi opinión crítica sobre su novela. Ya estaba en prerreserva en Amazon a solo 15 días del lanzamiento oficial al público.

Pero al comenzar a leer la novela de género Fantástico, era imposible hacerlo.

El problema inicial que detecté fue el desorden y la falta de capacidad de presentar a los personajes. Esta es una novela de más de 600 páginas, pero realmente fue imposible leerla. En medio de errores de ortografía, de estilo, y argumento… simplemente, un fracaso.

A pesar de decirle que no la publicara, que revirtiera el proceso y la revisáramos antes, no quiso hacerlo y el libro fue lanzado. Los resultados son muy lógicos y esperados.

Por eso es necesario que revises siempre estas cosas que menciono a continuación y las tengas presente siempre a la hora de escribir tu novela. Aquí están las 7 cosas que no debes olvidar al escribir tu novela

1. Lo primero es el argumento

Puedes y debes definir el argumento de tu novela, cómo se va a desarrollar y de que va tu libro. Si lo puedes condensar en unas cuatro líneas, entonces puedes saber que tu idea es clara y definida.

2. Define el motor de la historia

A esto es lo que llamamos «Conflicto». Depende del conflicto la novela. Si el conflicto no vale la pena, la novela tampoco. Si es bueno, entonces se espera que la novela sea mejor.

El conflicto no debe ser efímero, banal o insignificante. Debe poseer las características necesarias que reten al o los protagonistas a vencer cualquier tipo y número de obstáculos para conquistar su propósito.

3. Presenta bien la estructura (Inicio, desarrollo y final)

En el Post anterior «Estructura de la novela» presento una base de trabajo de la estructura de manera simple. Esta la puedes perfeccionar y ampliar cuando comiences a escribir tu novela.

Lo que siempre debes recordar en una novela sencilla o compleja es definir antes de empezar qué sucederá al inicio, en el desarrollo y al final. Estas tres cosas debes tenerlas muy claras antes de empezar.

4. Encarecidamente cuida mucho el desarrollo y el final.

Al no tener claras estas tres cosas, se llega de manera intempestiva al conocido Bloqueo del Escritor . El Bloqueo del Escritor se da por varias razones, la que nunca debe darse es por este motivo. Que te bloquees por no tener claro estas tres partes de la novela, es propio y común de escritores principiantes o sin conocimiento del tema.

Así que, aunque estés comenzando, creo que te servirá de mucho este blog y los posts que comparto. Si los puedes revisar todos, seguro tu capacidad y técnicas comenzarán a mejorar y te perfeccionarás cada día.

El otro resultado obligado al no pensar en el final de la novela es la ambigüedad de a historia, la incapacidad de condensar y resolver la historia en el desarrollo, y el deambular de un lugar al otro en la escritura sin tener claro a dónde quieres llegar. Por eso, debes siempre evitar comenzar sin saber a dónde quieres llegar.

5. Presenta a tus caracteres o personajes

Ellos y en particular el protagonista, son el núcleo de la novela. De ellos depende prácticamente todo lo que vas a escribir. Por eso debes saber que quieres antes de comenzar, para que entonces puedas definir que tipo de personajes necesitas y si serán mujeres u hombres para que tu historia sea mejor.

Ahora debes tener en claro quién es tu protagonista. Saber quién es, sus orígenes, y su personalidad. Trata de no ser tan detallista e inventar una biografía completa de un personaje. Solo concéntrate en lo que requieres para tu historia.

6. En cuanto al conflicto

Debes saber ¿cómo se va a enfrentar a él?, ¿qué habilidades y qué debilidades tiene?, ¿cuál es su motivación?

En el curso del blog: ¿Cómo escribir Thrillers? Dan Brown nos comparte sus experiencias en la creación de personajes, protagonistas y vilanos, y sus necesidades. Te invito a que te anotes a la lista de espera del curso para que lo inicies apenas esté disponible o inicie.

7. No olvides el tiempo

El marco de tiempo es fundamental para darle credibilidad a tu novela. Si no lo tienes en cuenta con la importancia que merece, solo tendrás un escrito extenso sin sentido, plagado de errores a diestra y siniestra.

¿En qué época sucede la historia? ¿en cuánto tiempo se desarrolla? ¿es cíclico o lineal? ¿Pasado, presente o futuro?

El tiempo es tan fundamental para la credibilidad de tu historia, —aunque todos sabemos que es ficción… debe ser creíble— qué de él depende siempre que tan fuerte o superficial sea tu trabajo investigativo para tu novela.

En el curso del Blog de Escritura Creativa con Margaret Atwood, ella nos explica los detalles del Tiempo en la Novela y cómo lidiar con él de manera eficiente tomando todas sus virtudes a nuestro favor.

Dejaré un post sobre la Cronología de la novela para que lo revises con calma, seguro te servirá mucho para tus próximos trabajos literarios.

Si tienes pocos conocimientos de narrativa no solo vas a tener más problemas para escribir, sino que esa carencia se traslucirá en tu novela. Habrá inconsistencias, lagunas, clichés, tramas previsibles, personajes arquetípicos, etc.

Por suerte, esa situación tiene fácil solución. Empieza hoy mismo leer más. ¿La dosis adecuada? Un libro a la semana. Y procura salirte de tu zona de confort, prueba nuevos géneros, nuevos autores, atrévete con los clásicos…


Conclusión

Esa sensación de parálisis, fruto de no saber por dónde comenzar, quedará superada para siempre. Verás que convertir tu idea en una novela resulta divertido y muy enriquecedor.

Si estás dispuesto a escribir tu novela y deseas hacerlo lo mejor posible, únete ya a nuestra comunidad de escritores. Cada semana te enviaremos nuevos contenidos para que aprendas a manejar los recursos que harán de tu novela una obra excelente.

Solo los miembros acceden al curso